sábado, julio 08, 2006

Ella desde él y él sobre ella...


- Suavidad, querer ser acariciado, deseo y halago. - dijo entre dientes y susurrando, para que a duras penas alguien pudiera oírlo y así liberarse de aquello que le pesaba debido a algún deseo que nunca pudo concretar.
Él, la describía en líneas confusas que a menudo se mezclaban, o se superponían entre si, de donde se filtraba la admiración en su sentido mas elevado (hablaba de ella dirigiéndose a ella).

Entonces decía…

- Jugando al escondite debajo de un espeso manto de sofisticación que elegida por ti y que te predispone ante todo (sitio donde a veces cuesta llenar con sentido, o que en varias otras ocasiones nos preguntamos ¿para que sirve?) pude verte. Ahí, en ese sitio-estado te encontré y me sedujo descubrirte.
Te escuche decir mil cosas y me asombre con muchas...
¡Que dorada rebozas de vida contagiosa aunque tu elegancia descansa sobre un beautiful reviente!
…Una salada gota de mar en una llaga en carne viva que activa la alarma “con-m-pasión”…
La falsa imagen que desprende tu escudo bruma de... con... no-poder-nunca-nadie-pensar-lo-contrario, me deleitaba y a su vez me irritaba delante de lo que leía en tu rostro cuando me decías ensaladas deliciosas en palabras.
Fue un dulce magnetismo, circular, espiralado y solo ascendente.
Eres de esas personas que de mucho sirve cruzar en la vida, nutres las almas.
Y me he reído a tal punto que mis mejillas se estiraron hasta rozar el suelo, luego con ellas me anude las zapatillas y me hice un moño. De este modo camine sonriente.
En ese instante, te vi de esta manera. Y redescubrí Madrid, prendido desde tu punto visual, de ese desprejuiciado modo de no dar nada a cambio de nada y también de mi deseo.
Estuvo bien, algo llegue a conocerte, supiste ser interesante.
Y creo haber entendido algo… para la definición en la génesis de algo aun no sucedido, no basta con denotar (y no tan inconsciente) sentimientos que vibran descontrolados, por mas natural que sean… eso que no logre decirte con hechos, me atragantaron de palabras y luego del ahogo reviví entendiendo que vos no estas hecha de medias tintas, quieres el todo y solo vas a mas, y yo no supe dártelo, quede callado.

–Así fue como él me revelo su sentir, me asombro por lo magnánimo en intensidad. Pensé en todo lo que me dijo y sobre todo en la forma, en el contorno del decir (sin importar a quien se lo estaba diciendo, utilizaba hasta la manera que le había impactado de la persona de quien él hablaba y en esto radicaba su aprendizaje de todo esa situación) yo solo intente (muy pobremente) de transcribir algún trozo de esa imagen ya perdida en el cajón de los recuerdos de sucesos cotidianos.
Oír, a veces cuesta mucho y otras tan poco, oscila como lo interesante que puede resultar lo alguien tenga para decir.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Keep up the good work film editing classes

Anónimo dijo...

best regards, nice info Luxury backpacks Employee credit card agreement Best software evaluation Golf in tallahassee loans