sábado, septiembre 30, 2006

El principio de una perdida...


Terriblemente decepcionado, bajo la presión de aquello que le era oculto, se incorporo de la cama observándo a los ojos a la mujer que amaba y retirose con premura hacia baño, donde llorando convulso comenzó a vomitar. Expulso junto con lo que había ingerido una angustia densa que nacía en lo más profundo de su alma y con forma de imagen mental divida en dos pero proyectada simultáneamente se dejaba ver, todo lo que él quería que fuera a suceder y aquello que desde ese preciso instante sabría que ya no seria más.
Y sin entender completamente la situación cerraba la imagen viendose al espejo y diciendo, diciendose:

¿Qué es aquello que se esconde detrás de la noticia, cual fotografía de algo sucedido, donde lo creado con el más sincero amor, se obstruye y nunca ve la luz?
Palabras que paralizan, palabras que dan muerte, palabras bombas sobre una mala acción.
Noticias recortadas de un “algo” que no tiene actualidad pero que hoy arrasan, cual “Little Boy verbal” con su verdad escondida en un vientre gélido y donde el potencial destructivo no termina con su estallido.
Lo grave viene despues...

Deducir nuevos caminos a raíz de algún pseudo hecho no ocurrido es deslizar la vida a un plano de pura ficción, es acomodarse el en sofá del tiempo esperando justificar tontamente la inacción.
Ver pasar el tiempo y notar, hoy más que nunca, que algo siempre falta!

…Hoy se ha muerto el niño que supe ser…


-Al suceder los días esa angustia fue transformándolo paulatinamente en algo que aun no conocía y que lo distraía en confusiones psicológicas, donde entendía la decisión de la otra parte pero no la compartía en absoluto. Su naturaleza se lo impedía, creía en que la vida siempre es bienvenida y automaticamente pensaba en su madre y su nacimiento.
Todas sus ilusiones se hicieron cenizas de sal y se creyó ingenuo en un mundo perverso, donde por temor se traiciona hasta al amor a si mismo y hacia otro.
Luego inconscientemente, se fue alejando de un modo que la distancia física no lo puede representar, hasta separarse de ella al punto de encontrarla desconocida y a su lado.
Así fue como él cambio, creció…
Pudo haber sido padre y sin estar enterado dejo de serlo.




Aclaración: Little Boy, es el nombre con que se bautizo a la bomba atómica lanzada sobre la ciudad Japonesa de Hiroshima el 6 de agosto de 1945.
El empleo del término se remite solo a una alusión poética.

6 comentarios:

Kipy dijo...

Me parece bueno, aunque en este momento no puedo detallarte nada, ya que me estoy muriendo de calor y me duelen todos los músculos. Aún así quería dejarte un mensaje.
Exitos...!!!
Kipy

Luciana dijo...

Te dije, me atrapó mucho más el final que el principio. Eso que escribiste está bueno porque te ayuda a deshacer el laberinto mental que te genera la vida; escribís, te lees y después decís: mierda, es verdad.

Muy bueno, Lu

Ojos verdes dijo...

Vomitaste la angustia y sufres la perplejidad.
No te sientas mal por ello, no te veas reflejado en ello, agradece que tu madre apostó por tí (seguramente más que por ella misma), y gracias a ella existes, vives, respiras y vomitas. Gracias a ella te he llegado a conocer.

baska dijo...

siempre te leo...nene te quiero

Anónimo dijo...

La escritura sirve como cable a tierra o descarga, a veces resulta ser mas provechosa que un amigo, ya que ella no te interrumpe ni saca conclusiones que no te interesan escuchar en ciertos momentos.
Si me pedís que observe tu escritura, creo que hay que prestar mas atención a las palabras o letras que te comés, a errores de ortografía quizá.
Si bién creo que la escritura puede ser una herramienta de descarga, creo que vos podés hacerlo bien, así que como artista deberías buscar pulir errores infantiles como los que te marqué.
UN GRAN ABRAZO...
Kipy

Mélanie dijo...

Me gusta todavia tu escritura. Te leo y eso me falta; me falta tu escritura y tus palabras.
Continuas aun, aun y aun.